Por la desesperación del gobierno en controlar el dólar, el Banco Central despilfarró más del total del cuarto desembolso recibido del FMI en abril. Las reservas cayeron casi U$S 11.000 millones.

Este jueves, las reservas internacionales del Central retrocedieron unos U$S 557 millones y volvieron al nivel previo al último desembolso del Fondo. Los activos terminaron en U$S 66.487 millones, valor similar al registrado el 9 de abril.

Embed

En esa fecha, ingresaron U$S 10.835 millones por el cuarto tramo del crédito Stand By con el FMI, que elevaron las reservas hasta U$S 77.044 millones. De esta forma, en poco más de seis semanas los activos internacionales cedieron U$S 10.994 millones, un 14,2% desde el máximo histórico.

En ese lapso, se concretaron pagos de deuda en moneda extranjera. Por otro lado, el Tesoro se desprendió de unos U$S 1.680 millones desde el pasado 15 de abril, producto de las ventas de contado a razón de U$S 60 millones diarios.