El megaoperativo de seguridad comenzó con todo. Un grupo de personas fueron hasta la puerta del hotel Sheraton de forma pacífica a repartir folletos contra la persecución que sufren en China los practicantes de una técnica budista y fueron detenidos.

La Policía de la Ciudad y la Federal detuvieron y golpearon al pequeño grupo de personas. Según retrató el móvil de TN, uno de los detenidos contó: “Vinimos a hacer una protesta pacífica para pedir el fin de la persecución de los practicantes de una técnica budista, le pedimos al presidente que corte con la persecución y nos sacaron porque lo pidió la embajada de China. Estábamos detrás de la valla”.

“No estábamos haciendo nada, solo repartimos folletos. Nuestros compañeros practicantes son perseguidos, se los mata, se los obliga a hacer trabajos forzados, es un genocidio lo que pasa en China”, advirtió otra detenida.

En esta nota