Los habitantes del municipio de El Bolsón, Río Negro, amanecieron con una sorpresa en estos días que expresa una grave intolerancia hacia la oposición. El busto que homenajeaba al ex presidente Néstor Kirchner apareció completamente destruido.

Algunos vecinos aseguran que fueron máquinas del municipio las que destruyeron la estatua y responsabilizan al intendente Bruno Pogliano, del partido Juntos Somos Río Negro. Sin embargo, no se presentó ninguna prueba de esto.

En su discurso inaugural, Pogliano prometió ser la esperanza del “diálogo” en el municipio, y afirmó: “Las puertas estarán abiertas y mi equipo de trabajo será guiado con una mirada integradora, de construcción del dialogo, respetando todas y cada una de las necesidades de los vecinos”.

estatua nestor 2.jpg

LEÉ MÁS: Feinmann estalló contra los trolls del Gobierno y los insultó al aire