Como estaba previsto, el ministro de Producción y Trabajo de la Nación, Dante Sica, llegó a Mendoza para cumplir con la inauguración de la planta procesadora de papas pre-fritas Simplot. A último momento suspendió una reunión- previa al acto- con representantes del Gobierno provincial y con los ex empleados de la fábrica "La Campagnola", propiedad de Arcor. El motivo fue una complicación en el avión.

Asi lo aseguró a El Destape el Secretario del Sindicato de Alimentación, Antonio Moyano. El encuentro se realizó finalmente con Lisandro Nieri, ministro de Hacienda de Mendoza y otros funcionarios del sector. Moyano manifestó que la esperanza de salvar la empresa quedó atrás y están a la espera de novedades sobre reubicaciones, traslados y subsidios.

Ante la prensa mendocina, Sica aseguró que el gobierno negocia con 10 empresas la posibilidad de reubicar a los ex 150 trabajadores. En tanto, para el sindicato la opción es “nada viable” por la situación actual del mercado laboral.

Mientras, la colaboración será mediante asistencia psicológica, dijo Moyano y agregó que “de lo que es plata no se ha hablado absolutamente nada”. Ahora resta esperar a miércoles o jueves para conocer los detalles de un plan de ayuda monetaria que desde el Gobierno se comprometieron a resolver, según el sindicalista. Esperan un subsidio destinado a quienes decidan quedarse en la provincia, es decir el total, ya que ven difícil una mudanza familiar a la ciudad de Villa Mercedes, San Luis, sitio donde se trasladará la planta.

Embed

Sica, Calcaterra y las papas fritas

El ministro sí estuvo en el departamento de Luján donde Simplot Argentina dejó inaugurada una nueva planta productora de papas pre-fritas congeladas y puré. La firma de capitales estadounidense es líder en la distribución de alimentos congelados en su país, Canadá, México, Australia, Europa, China y otros países asiáticos. Es proveedora exclusiva de la cadena con cajitas felices.

Llega a la Argentina a través de un acuerdo comercial con San Fili, la empresa encabezada por Fabio Calcaterra, hermano de Ángelo y primo del presidente Mauricio Macri. San Fili “apuesta” desde 2006 a la producción de papa; tiene una plantación de 1.800 hectáreas en San Carlos, a 130 kilómetros al sur de la ciudad de Mendoza.

La planta en si, cuya inversión inicial fue de US$140 millones, está ubicada en la Ruta 7, 1.000 metros antes del ingreso a la cárcel de Almafuerte. Con ella estiman una facturación de 1800 millones de pesos de los cuales el 70% de la producción será para exportar a distintos países de Sudamérica, principalmente Brasil, Uruguay y Chile.

Para Mendoza representa el 10% adicional de las exportaciones de la provincia, según reconocimientos de Calcaterra; la fábrica generará 270 empleos propios y más de 2 mil de forma indirecta; incluirá la participación aproximada de 50 productores mendocinos como así también de Córdoba y otras provincias (para el abastecimiento de semilla).