El gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, cada día se separa más del proyecto nacional y popular para mostrarse como aliado del actual Gobierno. Esta vez, siguió una postura "macrista" al defender el veto de la ley antidespidos.

Muy lejos de lo que su propio partido pregona, el Bloque Justicialista, Urtubey dijo que "el veto del Ejecutivo no es dramático. Hay que bajarle el dramatismo" y añadió: "Si yo fuera presidente, la vetaría".

Durante su exposición en el Congreso del Instituto Argentino Ejecutivo de Finanzas (IAEF), destacó además como positivo que "esta es la segunda vez en la historia, después de Alfonsín, en que el gobierno nacional y la provincia de Buenos Aires están alineados". ¿Qué dirá el kirchnerismo al respecto?