Más de 191.000 empleos registrados se perdieron durante el año pasado, como consecuencia de la recesión y la crisis económica por la que atraviesa el país y que golpearon con fuerza durante el 2018.

Según cifras del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) del Ministerio de Producción y Trabajo, la cantidad de trabajadores ocupados registrados pasó de 12.387.200 en 2017 a 12.195.900 en diciembre de 2018.

Así, fueron unos 191.300 los puestos perdidos, lo cual representa una baja 1,5 por ciento en la medición interanual, mientras que de ese total, unos 130.800 pertenecían al sector privado registrado.

Embed

Una merma de 61.000 puestos fueron percibidos en el sector industrial, otros 36.300 del segmento comercial, mientras que 13.600 fueron de la construcción en el marco del freno de la obra pública.

En tanto, en el sector independiente fueron unos 15.000 puestos menos entre 2017 y 2018.

En tanto, la Encuesta de Indicadores Laborales (EIL) del Ministerio alertó que el empleo sufrió un retroceso de 2,3 por ciento en el primer mes de 2019. Los datos oficiales señalaron que en Buenos Aires el empleo bajó en 51.700 puestos, mientras que en Capital Federal la caída fue de 29.100 y en Córdoba de 13.100.

Percibieron incrementos las regiones de Neuquén con 7.000 puestos nuevos y Jujuy con 1.600.