El fiscal Gabriel de Vedia dictaminó a favor de la medida cautelar que solicitaba la reincorporación de los 354 trabajadores despedidos de la agencia de noticias Télam. La decisión del fiscal se dio a partir de un amparo interpuesto ante la Justicia Nacional del Trabajo por la Asociación civil Mesa Nacional por la Igualdad.

A partir del texto, se establece que el fiscal "entiende que bajo el objeto y fin de esta asociación se encuentra la promoción y defensa de los derechos de todas las personas, incluye a los derechos de los trabajadores", en un marco donde "los despidos se dieron en un marco arbitrario y discriminatorio".

En otro fragmento, De Vedia destaca: "En lo atinente al peligro en la demora está manifestado, a todas luces la extinción de la relación laboral causa efectos negativos al trabajador y a su seno familiar. Pues el despido perjudica al trabajador, en cuanto al carácter alimentario de la prestación salarial, al correr de los días a la pérdida de cobertura de obra social no sólo del empleado si no también al grupo familiar, a la falta de aportes a la seguridad social".

En declaraciones a la prensa, tanto el titular de Medio Públicos, Hernán Lombardi, como el director de la agencia, Rodolfo Pousá, habían justificados los despidos por razones ideológicas.