La Procuración Penitenciaria de la Nación desmintió con datos oficiales que haya aumentado el número de inmigrantes presos en la Argentina y denunció que se trata de un nuevo ataque xenófobo de referentes políticos. El senador nacional Miguel Ángel Pichetto había pedido que deporten a los cuatro inmigrantes que fueron detenidos en la protesta por la votación del Presupuesto en el Congreso.

"Este discurso no encuentra respaldo en las cifras de encarcelamiento producidas por el propio Estado. Para el caso del Servicio Penitenciario Federal (SPF), en la última década el porcentaje de incidencia del colectivo extranjero se ha mantenido sin grandes oscilaciones en torno al 20%, alcanzando un pico máximo de 23% en el año 2015, para luego estabilizarse", afirmaron en un informe.

LEER MÁS: Uno por uno, los senadores que se distancian de Pichetto

En el total de las prisiones, las federales y las provinciales, el número de presos extranjeros es del 6 por ciento del total de los detenidos.

La Procuración además alertó que el nuestro ordenamiento jurídico prevé que toda persona que habite el suelo argentino es igual ante la ley, siendo por ello merecedor de su protección y sujeto pleno de derechos (Artículos 16 y 20 Constitución Nacional).

poblacion penitenciaria.jpg

"La realidad nos interpela, como un Estado históricamente receptor de flujos migratorios, a exigir el respeto de estos principios fundamentales para las personas extranjeras que se encuentra en el país", afirmó la Procuración.

En esta nota