Tras las especulaciones acerca de un rebote del desempleo por encima de los dos dígitos, el informe del INDEC sostuvo que el desempleo aumentó, en términos interanuales, del 7,2% al 9,1% en el cuarto trimestre de 2018. El trabajo en negro fue la razón para que la disparada no sea aún mayor.

Mientras que hubo 260.000 desocupados más que en 2018, 50.000 trabajadores no registrados se sumaron a la economía informal. En términos porcentuales, el rubro pasó del 34,2% al 35,3%.

LEER MÁS: Aumenta en medio millón la cantidad de personas con problemas de empleo

En declaraciones a El Destape, el coordinador de estadísticas y estudios de la Capacitación y Estudios sobre Trabajo y Desarrollo (CETyD) de la Universidad de San Martín, Diego Schleser, afirmó que “el empleo en negro funcionó como amortiguador para que el indicador no supere los dos dígitos en este momento”.

Respecto a los próximos meses, Schleser señaló que “el empleo registrado siguió cayendo en enero". Y sumó: "Mientras la recesión se profundice, la evolución seguirá en retroceso”.

Las últimas cifras difundidas por el Gobierno significaron la tasa de desempleo más alta en 12 años. Cabe destacar que para calcular el índice se compara al trimestre de referencia contra el mismo trimestre del año anterior.

En esta nota