Por la escalada inflacionaria que el Gobierno no controla y los techos paritarios, los trabajadores perdieron en promedio 6,5% de su poder adquisitivo en dos años y medio. Los más perjudicados fueron los estatales y los docentes. Casi los únicos que mejoraron su situación fueron los aceiteros, quienes han tomado varias medidas de fuerza para conseguirlo.

Los sueldos de los trabajadores del Estado disminuyeron 21,3% desde que Mauricio Macri llegó al Poder Ejecutivo, de acuerdo al último estudio del Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellanda.

Los educadores son los segundos más perjudicados por el gobierno de Cambiemos, ya que su capacidad de compra bajó 18,1%. Nación se niega a cumplir la ley y convocar a paritarias nacionales, sumado a que algunas provincias aún en junio no cerraron las negociaciones que vencieron en diciembre pasado.

En tercer lugar se ubican los gastronómicos, con una merma del 12,9%, y le siguen los petroleros (12%), camioneros (10%) y transporte (8,5%).

Los únicos que vieron una mejora en su calidad de vida fueron los aceiteros, según el informe de la UNDAV, ya que su capacidad adquisitiva subió 4,6%. Pese a los intentos de las grandes compañías de despidos masivos y menores paritarias, los trabajadores del sector consiguieron avances mediante múltiples medidas de fuerza en los últimos años.

LEER MÁS: Paro general: la CGT apuntó contra el gobierno de Mauricio Macri

En esta nota