El gobierno de Mauricio Macri, a través de la Secretaría de Derechos Humanos, censuró una obra de arte de una "virgen abortera".

En una muestra se le pintó un pañuelo verde de la Campaña por el Aborto, Legal, Seguro y Gratuito alrededor de su boca a la Virgen Milagrosa.

La obra forma parte de una exhibición que se inauguró el 9 de marzo en el Centro Cultural de la Memoria Haroldo Conti, en la ex Esma.

virgens 1.jpeg
virgen 2.jpeg

La orden la dio la Secretaría de Derechos Humanos, que intentó despegarse de la muestra, llamada "Para todes, tode".

virgen 4.jpeg
virgen 5.jpeg

La curadora de la muestra, Kekena Corvalán, confirmó a Página 12 que las autoridades del espacio le han pedido que “la saque, que molesta que esté exhibida”. Pero ella advirtió: “No pienso hacerlo. No pienso ceder a un atentado a la libertad de expresión y a la autonomía del artista en su proceso de creación”.

La obra fue sacada del salón principal, se la alejó y se la ubicó en la librería del lugar, sola y aislada, por temor a que militantes antiderechos la rompan. Igualmente se la va a volver a incluir en la muestra y en la entrada del lugar se señalará con un cartel: "Dentro de la sala hay elementos que pueden herir la sensibilidad del visitantes". Así lo confirmaron fuentes del lugar a El Destape.

En una serie de tuits, la Secretaría de DDHH conducida por Claudio Avruj manifestó: "Los elementos exhibidos en la muestra "Para todes, tode", recientemente inaugurada en el Centro Cultural Haroldo Conti, no representan manifestación alguna de la Secretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Nación".

Embed

Y agregaron en un comunicado por Twitter: "No compartimos algunas manifestaciones y fuimos sorprendidos en nuestra buena fe, al disponer un espacio de un centro cultural público para la exposición de una muestra que contiene elementos ofensivos no informados previamente. Caso contrario, hubiésemos objetado su exhibición".