Maidana y Ponzio, dos históricos que se van con gran parte de la gloria del ciclo Gallardo

25 de noviembre, 2021 | 23.43

El defensor Jonatan Maidana y el mediocampista Leonardo Ponzio, dos jugadores históricos del club que se van con gran parte de la gloria del ciclo de Gallardo, sumaron una corona más para estar en la galería de los grandes ídolos de River Plate.

El gran capitán de la era Gallardo, Ponzio, tiene 356 partidos (con el de esta noche) con la casaca millonaria y fue parte del club en una primera etapa del 2007-2008 con Daniel Passarella como presidente, y Diego Simeone como técnico, donde obtuvo el título antes de irse a Zaragoza.

Su regreso, para jugar la segunda rueda de la B Nacional cuando River había descendido en 2011, lo puso entre los más queridos por los hinchas. En la vuelta a Primera, pese a no haber jugado de titular, fue parte del equipo campeón de Ramón Díaz.

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Decidido a irse por no tener continuidad, con la llegada de Gallardo se convirtió en emblema del plantel y es el jugador que estuvo en todos los logros del equipo durante estos 7 años y medio.

Ponzio sumó su título 16to. con la banda roja en el pecho para convertirse en el máximo ganador de copas del club junto a dos jugadores históricos para el equipo millonario, como Ángel Labruna y Ricardo Vaghi.

Maidana, en tanto, es otro de los jugadores que al sumar 13 títulos ingresa a la galería de ídolos más ganadores de la historia del club con una continuidad de años dentro de la institución que se remonta a 2010 y que incluye haberse quedado para jugar en el ascenso.

Si bien se fue un par de temporadas del club recientemente, regresó para finalizar su carrera en River, donde suma 294 partidos y es uno de los 20 jugadores con más partidos jugados con la casaca del "millonario".

Pese a haber jugado en Boca, donde fue campeón e incluso enfrentó a River, desde su llegada al equipo y con aquel gol a Boca de cabeza en su primer superclásico se convirtió en un referente que agigantó su imagen en la era Gallardo.

Con información de Télam

LA FERIA DE EL DESTAPE ►