Con un Messi espectacular, Argentina venció 3-0 a Jamaica y sueña con Qatar

En la última gira previa al Mundial, el equipo de Lionel Scaloni volvió a demostrar su buen momento y estiró su racha a 35 partidos sin derrotas con un Messi espléndido. 

27 de septiembre, 2022 | 23.10

Con un Lionel Messi brillante en el segundo tiempo, la Selección Argentina derrotó a Jamaica 3-0 en el cierre de la gira por Estados Unidos, la última previa al inicio del Mundial de Qatar 2022. Con esta victoria, el equipo "Albiceleste" llegó a los 35 partidos invicto y alcanzó un récord histórico. 

En un Estadio Red Bull Arena de Nueva Jersey colmado, el seleccionado argentino sacó a relucir toda su jerarquía y venció con contundencia a los caribeños con goles de Julián Álvarez y dos de Messi. Con muchos cambios respecto al equipo que triunfó a Honduras 3-0, el partido sirvió para que Lionel Scaloni termine de sacar conclusiones y cerrar la lista de 26 jugadores que viajarán a Qatar.

En la primera mitad, ya desde el inicio el conjunto argentino marcó diferencias haciéndose dueño de la pelota y circulando el balón por todo el campo. Y así iba a llegar la apertura del marcador: A los 13 minutos, Nicolás Tagliafico comenzó la jugada por el sector izquierdo de la defensa, tocó con Giovani Lo Celso y, tras una devolución del volante, habilitó adentro del área a Lautaro Martínez. El delantero enganchó hacia afuera, se sacó de encima a su marcador y mandó el centro atrás para Julián que, de primera, remató cruzado de zurda para poner el 1-0. Un verdadero golazo y con la estampa del ciclo Scaloni. 

A los 28, tras un centro desde la izquierda, Nicolás Otamedi ingresó sólo por el segundo palo y, tras definir de derecha en el área chica, su remate se fue por encima del travesaño. Pero no iba a ser lo último de Argentina en aquella etapa, ya que siguió controlando el juego y generando peligro gracias a los contiínuos movimientos de Álvarez y Lautaro. Sin embargo, a los 32, tras otra buena jugada que nació en campo propio, Lo Celso recibió un pase atrás a pocos metros de la medialuna y, tras controlar, sacó un disparo al segundo palo que se fue cerca del ángulo del portero. 

El segundo tiempo continuó con la dinámica anterior, con el seleccionado argentino dominando la posesión y esperando por encontrar los huecos que aparecían a todo momento. A los 52, Lo Celso filtró un gran pase a espaldas de los mediocampistas para Alexis MacAllister, el volante tocó de primera de manera exquisita para Martínez que, tras un buen control, disparó de de derecha y la pelota se fue muy cerca del segundo palo. 

Sin embargo, el hecho más trascendente de dicha parte fue el ingreso de Lionel Messi, que levantó a todo el estadio y ovacionó su nombre. El crack rosarino hizo su entrada al campo a los 55 y, minutos después, ya generaría una jugada con toda su magia: tras recibir de espaldas a la altura de la medialuna, se sacó de encima a dos rivales, ingresó al área, avanzó unos metros y, casi sin ángulo, sacó un zurdazo al primer palo que el arquero mandó al córner.

A los 83, el jugador del París Saint Germain volvió a hacer otra acción brillante, esta vez con el protagonismo de Rodrigo de Paul, que había ingresado minutos antes. Messi recibió el balón atrás de los volantes, hizo una gran pared con el jugador del Atlético Madrid, se metió en el área y disparó razante pero el arquero otra vez le ahogó el grito.

Pero el mejor jugador del mundo no se iba a quedar con las ganas y le regaló a toda la gente que lo fue a ver con dos golazos: primero, a los 86, cuando el juego parecía finalizar con la mínima ventaja, Messi recogió un rebote a metros del área y sacó un violento zurdazo que se clavó en el palo izquierdo del portero; el segundo, tres minutos después, con un tiro libre que ejecutó con su marca registrada, por una falta que le habían realizado a él mismo. Como si fuera poco, Lionel alcanzó a las 100 victorias con la camiseta argentina. 

Con este triunfo, el seleccionado nacional llegó a los 35 encuentros sin derroras y alcanzó un récord que poseían dos países: Brasil, entre 1993 y 1996, y España, entre 2007 y 2009. La marca más larga la tiene Italia, que estuvo 37 encuentros sin caídas entre 2018 y 2021 bajo la conducción de Roberto Mancini, y que el equipo de Scaloni podrá superar ne caso de derrotar a Emiratos Arabes Unidos, una semana antes del inicio de Qatar, y luego si vence a Arabia Saudita, por la primera fecha del Grupo C de la Copa del Mundo.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►