Riquelme y su pesadilla con Van Gaal en Barcelona: "Un desordenado"

La crisis que vivió Juan Román Riquelme con Louis Van Gaal en Barcelona en 2002. La pesadilla del ídolo de Boca cuando fue dirigido por el actual DT de Países Bajos en este Mundial Qatar 2022.

06 de diciembre, 2022 | 11.10

Louis Van Gaal es el entrenador de Países Bajos en el Mundial de Qatar 2022, en el que enfrentará a la Selección Argentina por los cuartos de final. El DT tuvo malas experiencias con varios jugadores y exfutbolistas albicelestes, entre los que se encuentra nada menos que Juan Román Riquelme, el máximo ídolo y actual vicepresidente de Boca.

Luego de haber sido la gran figura en varios títulos del "Xeneize", el exmediocampista ofensivo fue transferido a Barcelona a mediados de 2002 a cambio de alrededor de 13 millones de euros, más un contrato por cinco temporadas. El DT del equipo catalán en aquel entonces era precisamente "Lucho", que resistió al crack desde el primer momento e hizo que finalmente jugara una sola campaña en la Ciudad Condal para marcharse a Villarreal a mitad de 2003.

La crisis de Riquelme con Van Gaal en Barcelona: "Jugamos con uno menos"

Desde el primer momento, la relación entre el argentino y el neerlandés no fue buena y se deterioró tanto hasta desembocar en la salida anticipada del 10. El propio exfutbolista detalló claramente lo sucedido durante la entrevista con Alejandro Fantino en diciembre de 2012 en Animales Sueltos (América TV): "Ya de entrada fue raro... Fuimos a la conferencia de prensa con el Presidente, que era Joan Gaspart", arrancó.

"Nos sentamos los tres en la conferencia, terminó, todos contentos, y el entrenador me dice: ´Tengo que hablar con usted, vamos al vestuario´", profundizó el exvolante. "Llegamos al vestuario y había una mesa grande llena de videos. Y me dice: ´Estos videos son todos de usted´", amplió en el relato.

"Cuando no tenemos la pelota, con usted jugamos con uno menos": le dijo Van Gaal a Román.

Allí fue cuando Riquelme detalló la parte más fuerte de la charla con el europeo, que le fue frontal y crudo al mismo tiempo. "Me dice: ´Usted es el mejor del mundo cuando tiene la pelota, cuando no tiene la pelota jugamos con uno menos", repasó. "Y yo lo miré... Recién le había dado la mano. No dije nada. Y me dice: ´Mire, a usted lo trajo el Presidente´. Porque allá habían hecho una encuesta y la gente quería que yo llegara a Barcelona", recordó el ídolo del "Xeneize".

"Me dice: ´Mire, acá tenemos un sistema (el 4-3-3) en el cual confío, y usted va a tener que jugar de puntero izquierdo´. ´No tengo problema´, le dije", contó el exfutbolista. "Pero yo tenía que estar quieto ahí y no aguantaba...", reconoció el astro ante Fantino. "Jugamos el segundo o tercer partido y yo me metía atrás del 5, como jugaba siempre. Le ganamos a Racing de Santander 2-1 y le meto los dos pases a (Patrick) Kluivert", rememoró con respecto a sus asistencias al exgoleador neerlandés.

"¡Yo, contento! Al otro día voy a entrenar y los diarios contentos: ´Riquelme dio los dos pases, ¡cómo se entiende con Kluivert!´", amplió el entrevistado. "Vamos a empezar el entrenamiento, el técnico de un lado y los jugadores del otro, y me dice: ´Usted es un desordenado. Todos dicen que jugó un partidazo, pero yo le dije que tenía que jugar de puntero izquierdo´", continuó Román.

"A él no le importaba, yo tenía que jugar de puntero izquierdo. Y ahí ya la cosa fue complicada: me tenía que meter para el medio para agarrar la pelota, tocaba tres pelotas... Y después de unos partidos, para afuera. Jugaba el segundo tiempo nada más", recordó cuando Van Gaal lo sacó del equipo. No obstante, sobre el final sentenció: "Igualmente me sirvió porque él fue honesto, a mí cuando la gente me dice las cosas en la cara me parece muy bien. No puedo coincidir con todos ni ellos conmigo", cerró el protagonista.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►