Jorge Messi llegó a Barcelona para reunirse con Bartomeu y habló sobre el futuro de su hijo

El padre y representante del capitán argentino arribó a España para encontrarse con el presidente del Barcelona y definir los pormenores de la salida de su hijo del club catalán.

02 de septiembre, 2020 | 07.49

Jorge Messi, padre y representante del argentino Lionel Messi, llegó finalmente este miércoles a la capital catalana para reunirse con el presidente del Barcelona, Josep María Bartomeu, con el objetivo de negociar su salida del club catalán.

Al llegar a las oficinas de su fundación en la Avenida Diagonal, el padre del capitán del Seleccionado fue abordado por los periodistas y afirmó que veía "difícil" la negociación con la cúpula del Barcelona. "Está difícil", respondió a Deportes Cuatro sobre la situación de su hijo en el club catalán.

Asimismo, preguntado si tenía avanzado contactos con el Manchester City, el club con más chances de ofrecer un contrato a Messi, o si había hablado ya con el DT del conjunto inglés, Jorge respondió que "no" habló con Pep Guardiola.

El padre del capitán del Seleccionado argentino aterrizó en la ciudad condal poco antes de las 9 de la mañana (4 de Argentina), en un vuelo privado que partió de Rosario. En las próximas horas tiene previsto reunirse con Bartomeu, para hablar del futuro de su hijo, que pretende abandonar el club de toda su vida haciendo uso de la cláusula que al final de temporada le permitía salir gratis.

EL COMIENZO DEL FINAL DE MESSI EN EL BARCELONA

 

 

Todo comenzó con un burofax que envió el propio Messi manifestando sus intenciones de abandonar el club luego de 20 años, algo que el Barcelona respondió con otro burofax en el que le comunicó que revea su decisión.

El club recordó que el máximo goleador de la historia del Barcelona tiene contrato vigente hasta junio de 2021- podía rescindirlo ante del 10 de junio de este año y no lo hizo- y que si su intención es dejar la entidad debe efectuar el pago de su cláusula de rescisión de 700 millones de euros.

Los abogados de Messi entienden que debido a la crisis del coronavirus la temporada culminó más tarde, con lo que el contrato seguía vigente, y aplicando el espíritu de la norma, la estrella del Barcelona expresó su voluntad de irse diez días después de que culminaran las competiciones, un plano normal.

Por su parte, Bartomeu todavía no da por perdido al capitán y emblema culé y pretende ofrecerle una renovación hasta el mundial de Qatar de 2022.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►