Perotti pide "liberar" el clásico Newell's vs. Central por el COVID-19 y Nación descarta suspender el fútbol

El gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, hizo ese pedido en una reunión con Alberto Fernández. Además, desde el gobierno nacional aseguraron que no se evalúa, por el momento, suspender el fútbol.

28 de abril, 2021 | 21.44

En medio de la suba de casos por coronavirus en todo el país, el fútbol también es una preocupación por las aglomeraciones que la actividad acarrea. Desde las preocupaciones en el Área Metropolitana de Buenos Aires hasta los pedidos para cambiar fechas, horarios y hasta compromisos televisivos de los partidos que se juegan el próximo fin de semana. 

Vacunas, informe especial: ¿cuánto tarda la inmunización?

En la reunión vía Zoom que tuvo con el presidente Alberto Fernández junto a otros gobernadores, el mandatario santafesino, Omar Perotti, habló sobre la necesidad de que el partido entre Rosario Central y Newell's, el clásico más importante de Rosario (y, quizá, el que se vive con más algarabía) cambie su horario y que, además, sea un partido que se transmita por la Televisión Pública. Desde la lógica del mandatario provincial, eso serviría para que la gente no tenga reuniones sociales en los hogares de las personas que tienen el Pack Fútbol y se terminen contagiando. 

Por otro lado, también pretende que el encuentro se juegue en "horario nocturno" para también evitar cualquier tipo de reunión en caso de que haya un ganador.  Asimismo, esta misma situación sería para el encuentro entre Colón y Unión de Santa Fe.  En ambos casos, según pudo averiguar El Destape, los pedidos son similares: evitar reuniones sociales. 

La situación del fútbol argentino con respecto a la pandemia, de esta forma, volvió a ser tema entre los principales funcionarios del Gobierno Nacional. Después de una polémica que se suscitó a raíz de una frase de Daniel Gollan sobre una posible suspensión del torneo local, finalmente esa opción quedó descartada en el corto plazo. El ministro de Turismo y Deporte, Matías Lammens, aseguró en Radio La Red que tuvo una charla con Axel Kicillof sobre el tema: "Hablé con él y entiendo que hay una cuestión simbólica. Porque el fútbol genera poco movimiento de personas". Además, aclaró que el fútbol "no tiene un gran impacto en los contagios", pero no se desentendió: "Es verdad que si la situación sanitaria lo requiere, el fútbol se verá afectado pero hoy no tenemos perspectiva de parar el fútbol",

A lo pretendido por el gobernador de Santa Fe se le sumó la medida que adoptó la AFA de no programar ningún partido en el AMBA después de las 20, justamente, para poder cumplir con las restricciones que actualmente rigen sobre esa región. Por ejemplo, el próximo domingo, Boca jugará a las 10 AM, un horario extraño para el fútbol argentino. Como contrapunto, la Conmebol mantiene el horario por encima de las 20 horas para los encuentros por Copa Libertadores y Copa Sudamericana.  

 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►