Empresarios brasileños cercanos al candidato presidencial de ultraderecha Jair Bolsonaro financian una campaña masiva de fake-news por Whatsapp contra el candidato del Partido de los Trabajadores, Fernando Haddad.

El diario Folha de Sao Paulo publicó una contundente investigación en la que desnuda un esquema de financiación para sostener una impresionante campaña de desprestigio contra el candidato presidencial que apoya el ex presidente Luis Inacio Lula Da Silva.

De acuerdo con la información del periódico brasileño diversas empresas están comprando paquetes de envío masivo de mensajes contra el PT vía Whatsapp y se especula con una maniobra mayo en la próxima semana.

El diario comprobó que los contratos llegan a 12 millones reales (US$ 3,2 millones) y, entre las empresas compradoras se encuentra Havan, una especie de Mercado Libre del país vecino.

En ese sentido, Folha explicó que las compañías que se encolumnan detrás de Bolsonaro "compran un servicio llamado 'disparo masivo', utilizando la base de usuarios del propio candidato o bases vendidas por agencias de estrategia digital".

A partir de la denuncia, el PT reclamó la anulación de la candidatura de Bolsonaro, un hecho que parece poco probable. Desde el entorno del político neofascista afirman que no tienen vinculación con la campaña y que fue autogestada por los empresarios. La financiación privada de campañas está prohibida desde el año pasado en Brasil y es considerada crímen electoral.

La decisión de realizar la campaña por Whatsapp no es aleatoria. Por esta vía es más difícil determinar si el contenido es falso, ya que se envía a través de un chat privado, y también es más fácil de difundir, ya que una sola línea puede comunicarse con unos 2,56 millones de usuarios sin problemas. Además. el 86% de los electores de Bolsonaro dicen informarse por ese medio.

En esta nota