Hay mascotas que son enseñadas por sus dueños de maneras muy particulares. Pero ninguna le gana a estos gatos que, para avisar que quieren más comida, tocan una campanita como si llamaran a un mayordomo.

En las imágenes que se viralizaron se los ve a ambos gatos apoyados sobre una mesa, con gorritos que parecen naranjas, y con platitos de cerámica como si fuera a comer una persona. Y a medida que terminan su comida, piden más mediante sus campanas.

Parecen llamar a un sirviente, pero no. Solo hacen saber que tienen hambre. ¡Mirá el video de estos gatos algo malcriados!

Embed

LEÉ MÁS: VIRAL: El gato que se esconde dentro de la caja

En esta nota