El fiscal Federico Delgado alertó que teme por si vida y su carrera, luego de que lo llamaran a indagatoria como sospechoso de haber filtrado información sobre la causa donde investigaba la muerte de cinco jóvenes en la fiesta electrónica Time Warp.

"Mi trabajo fue, como siempre, tratar de armar el caso y presentárselo al juez. (Sebastián) Casanello nos dio la razón. Y por alguna razón extraña nos tiraron por la ventana a Casanello y a mi, y yo sufrí una serie de persecuciones que ahora terminan con la causa armada y que puede terminar con un kilo de droga en mi auto, en una amenaza mas fuerte, en un tiro, no lo sé, porque el proceso de dos años se ha ido agudizando", afirmó Delgado.

Embed

Delgado -quien deberá presentarse a indagatoria el 19 de junio a las 11- sostuvo que "es un momento de mucha soledad, muy duro" y que le armaron "una causa insostenible". Completó: "Nos pasamos la vida detectando causas armadas y esta vez la causa me la armaron a mí. No deja de ser un síntoma de lo que es la Justicia argentina".

La denuncia contra Delgado, quien tenía causas sensibles contra el gobierno como los Panamá Papersy las supuestas coimas cobradas por Gustavo Arribas dentro del entramado Odebrecht, fue presentada por Víctor Stinfale, uno de los principales acusados y procesados como organizador de la fiesta donde circulaban. Stinfale es copropietario de la empresa que comercializó las bebidas en el evento, Energy Group.

"Me lo voy a cargar a Delgado", había manifestado en 2017 el abogado Stinfale en el programa de televisión Animales Sueltos que conduce Alejandro Fantino. El fiscal Franco Picardi había dictaminado que se debía archivar la denuncia contra Delgado por ausencia de delito. Sin embargo, Martínez de Giorgi desestimó la opinión del fiscal y dio crédito al planteo del abogado, quien manifestó que se había enterado de que lo detendrían por los medios mientras había secreto de sumario