El secretario adjunto del gremio de Camioneros, Pablo Moyano, prestó declaración indagatoria ante el fiscal Sebastián Scalera y negó la acusación de supuesta "asociación ilícita" en el Club Independiente.

En el marco de una audiencia en los Tribunales de Lomas de Zamora, Moyano afirmó: "Si tenía alguna intriga, hoy me voy más tranquilo: en todos los cuerpos que tiene el expediente, en ningún lado se me menciona. Vamos a pedir que esta causa se caiga".

Según supo NA de fuentes de la Fiscalía de Lomas de Zamora, el dirigente gremial no respondió preguntas del fiscal, por considerar que "no es objetivo".

Al salir del edificio, el secretario adjunto de Camioneros reiteró que la acusación en su contra es una cuestión "política" que involucra "desde el presidente (Mauricio Macri) hasta a la ministra (de Seguridad, Patricia) Bullrich".

"Es una causa armada por el gobierno nacional. Nueve meses de inventar una causa que es una vergüenza", sostuvo el dirigente de Camioneros.

"Desde el Presidente, hasta la ministra Bullrich y (la diputada de la Coalición Cívica) Paula Oliveto, que se asombra por las cosas que decimos. Los trabajadores hablamos así, esa señora no habrá visto un pobre pero ni en foto", destacó.