El ex presidente Fernando de la Rúa aseguró que la Unión Cívica Radical "tiene asegurado el futuro", al participar de una cena partidaria del Grupo Progreso y elogiar a jóvenes dirigentes del partido, como el presidente del radicalismo porteño, Guillermo de Maya, quien tiene una postura interna de enfrentamiento con el PRO.

El ex mandatario estuvo en el encuentro realizado el jueves por la noche en el salón Lalín, junto al ex ministro Nicolás Gallo; el presidente de la Convención Nacional de la UCR, Jorge Sappia; la presidenta de la Juventud Radical, Luciana Rached; De Maya, y el ex diputado José Bielicki.

Ante un nutrido grupo de militantes, De la Rúa señaló que "con estos jóvenes el radicalismo tiene asegurado el futuro", publicó Clarín, luego del discurso del presidente de Comité Capital sobre profundizar la identidad partidaria y evitar ser "absorbidos" por el PRO.

De esta forma, el ex presidente pareció entrar en la interna radical con un elogio a la postura de la UCR porteña, la única que no acordó la conformación del frente Cambiemos en las elecciones del año pasado.

Esta semana, tras las nuevas acusaciones contra el jefe de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Gustavo Arribas, De Maya lanzó críticas al funcionario del PRO.

"Arribas vinculado al lavado de dinero en el extranjero. Esa no la vimos venir. El jefe de los espías cobrando coimas? no salgo de mi asombro. Ya no se puede confiar en nadie", ironizó en su cuenta de Twitter.

En esta nota