El ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, desafió a la CGT y adelantó que el año próximo el Gobierno volverá a impulsar la reforma laboral, luego de que la central obrera advirtiera que una norma de ese tipo "no va a pasar por el Congreso".

Según el funcionario, la reforma de un paquete de leyes que flexibilice las condiciones laborales para darle una "competitividad" a la economía "es más importante para los trabajadores que para los empresarios".

Sica se mostró confiado en poder llegar a acuerdos con la CGT y empresarios.

"Vamos a impulsar la reforma laboral. Continuaremos con el diálogo con la CGT y con los sectores empresariales para bajar los costos extrasalariales que nos quitan competitividad", sostuvo el ministro en declaraciones a LN+.

Para Sica, en el país "hay un exceso de regulaciones y de penalizaciones que terminan impidiendo las nuevas formas de contratación".

"Hace un año que está parada la ley del blanqueo laboral... ¿Cómo no voy a insistir si esto es lo que está desprotegiendo a los trabajadores?", dijo el ministro.

Y agregó: "Hay que tener una discusión sin prejuicios y mirar la realidad de los números entre el sector privado, los empresarios, los trabajadores y el Gobierno para empezar a discutir las nuevas formas de relacionarnos en términos laborales".

Este miércoles, el secretario general de la CGT Héctor Daer había advertido: "En lugar de amagar con una reforma laboral que no va a pasar en el Congreso, el Gobierno debería llamar de nuevo y reabrir esa instancia para discutir el piso del salario".