comScore

El secretario general de la CGT Héctor Daer ratificó que no respalda la movilización de Camioneros del próximo 22 de febrero porque no es "una estrategia colectiva", al tiempo que rechazó las críticas en su contra y desafió a la cúpula de la central obrera a convocar a un Congreso "en mayo para nombrar una nueva conducción que pueda sintetizar a todos los sectores".

"El 22 de febrero es una marcha de Camioneros. No tenemos clara la agenda propia, inclusive, del sindicato. Somos solidarios con todas las organizaciones sindicales, pero no vamos a marchar porque para realizar una marcha tiene que ser parte de una estrategia colectiva y no de algo sectorial o propio de una organización sindical", sostuvo el referente gremial.

En diálogo con Radio Mitre, el líder de la Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina (ATSA) remarcó que se debe "priorizar ante todo la unidad de la CGT" y llamó a "consolidar y sostener" ese objetivo.

"Y si esta conducción no lo puede hacer por diferencias o porque no puede generar los consensos necesarios, lo que hay que hacer es ponerle fecha, calculo que será a principios o mediados de mayo, hacer un Congreso de la CGT y nombrar una nueva conducción que tenga la capacidad de sintetizar a todos los sectores y generar todos los consensos necesarios para la unidad", lanzó Daer.

En ese sentido, se refirió a las diferencias en la cúpula de la Confederación General del Trabajo (CGT) y señaló que "no es que uno busca confrontar y el otro no".

"Tenemos que tener en claro que el movimiento obrero y especialmente la CGT no pueden tener una estrategia parcial, que sea espasmódica y que a veces no tiene clara su agenda", manifestó el exdiputado nacional.

E insistió: "No es si acompañamos o no. Somos solidarios con todas las organizaciones sindicales que tienen conflicto, pero más allá de eso, lo que está en debate es la estrategia propia colectiva del movimiento obrero y, particularmente de la CGT".

Consultado sobre si está vigente el liderazgo del secretario general de Camioneros, Hugo Moyano, el integrante del triunvirato de la central obrera consideró que "volver hacia atrás es involucionar".

"No podemos ir ante las reacciones espasmódicas de nadie, llámese como se llame", se plantó el referente sindical, que el pasado miércoles no participó de la reunión del Consejo Directivo de la CGT en la que se respaldó a la convocatoria hecha por Camioneros.

En esta nota