El cura de la diócesis de Quilmes Ignacio Blanco, miembro del movimiento religioso Opción Por Los Pobres, advirtió que puede "haber saqueos" en los próximos meses y remarcó que "la injusticia es la peor violencia".

Además, resaltó que "el dinero que falta no es que no está, sino que se lo llevan algunos pocos".

"Esto lo dice el mismo Jesús en el evangelio, si a alguien le falta es porque a otros les sobra. Esta corrida (cambiaria) no se da porque sí, porque fue la tormenta o se confabularon las estrellas para que a nosotros nos vaya mal. Acá hay negocios que hacen unos pocos a costa de la pobreza de muchos", analizó en diálogo con el programa Sintonía Fina, por Radio Milenium.

El religioso cuestionó las políticas del Gobierno al señalar que "se multiplican comedores que se estaban cerrando o merenderos que están apareciendo por todos lados, cuando en la anterior gestión la gente estaba empezando a comer en su casa".

Además, Blanco resaltó que también "se ha cortado la changa, que para muchos de los trabajadores informales era un sustento importante".

En este sentido, el cura opinó que "el desmantelamiento del Estado es notable" en la administración de Cambiemos y lamentó que "lo que más pide la gente es comida".

"Nosotros tenemos una casa de retiro, que es un lugar para los pobres, y el cura que está a cargo nos decía que hay una despensa que hay para los retiros, pero que se va vaciando por la cantidad de gente que viene a pedir", agregó.

Por otra parte, Blanco consideró que los saqueos que ya se generaron no son premeditados, ya que no ve "gente en los barrios organizando" este tipo de delitos y dijo que esos "son análisis muy básicos para buscar culpables".

"Acá hay vecinos de buena voluntad que abren su casa para que los demás no se queden sin un plato de comida, lo que se ve también en la necesidad es esa maravilla de la solidaridad", precisó.

En esta nota