Del informalismo a la performance, la obra de Minujín se exhibe en una muestra en Nueva York

04 de marzo, 2022 | 13.15

Una exposición dedicada a la artista argentina Marta Minjín, titulada "Nacidos del informalismo: Marta Minujín y el cuerpo naciente de la performance", acaba de abrir sus puertas en el Instituto de Estudios de Arte Latinoamericano (Islaa) de la ciudad de Nueva York, donde permanecerá hasta el 3 de junio próximo.

Se trata de la tercera de una serie de exposiciones sobre el modernismo latinoamericano y sus legados, que en esta oportunidad -curada por Michaela de Lacaze Mohrmann- examina el trabajo temprano de la pionera argentina, rastreando su trayectoria desde la pintura y la escultura informalistas hasta la performance.

La propuesta alberga tres de las pinturas informalistas de Minujín (1943) realizadas entre 1959 y 1961, junto con catálogos de exhibición, fotografías de esculturas y documentación del suceso "La destrucción", que consistió en una mítica quema pública de sus obras, en 1963.

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Esta exhibición destaca "la importancia del informalismo como un conducto clave para el arte experimental argentino de la década del 60", explicaron desde esa entidad estadounidense, comprometida con el arte latinoamericano a través de su programa de exposiciones, publicaciones, conferencias y asociaciones con instituciones de arte.

"Mientras que muchos relatos del movimiento se han centrado en la producción de un pequeño contingente de artistas masculinos, esta muestra fomenta una reconsideración de su heterogeneidad, contexto transnacional y marco sociopolítico a través del trabajo de Minujín, allanando el camino para una investigación adicional sobre su papel en el arte latinoamericano de finales del siglo XX", detalló la curadora de la muestra.

Según explica Lacaze Mohrmann en el catálogo de la exhibición "Born of Informalismo. Marta Minujín and the Nascent Body of Performance", la pintura informalista surgió a finales de la década de 1940 como una forma de abstracción expresiva caracterizada por la aplicación gestual de la pintura. Poco a poco, el estilo se fue arraigando en todo el mundo y se desarrolló en Europa, América y Asia oriental, impulsando el enfoque en nuevas direcciones. En 1956, se había afianzado en Buenos Aires, donde los defensores del movimiento produjeron pinturas en relieve que incorporaban una paleta de colores sombría y materiales extra artísticos de la vida cotidiana, como trapos y latas oxidadas. Evocando la dura realidad de la vida cotidiana y el malestar general de la posguerra, el informalismo argentino abrazó la fealdad, la espontaneidad, la violencia y la irracionalidad, rompiendo así con la lógica matemáticamente precisa de las vanguardias anteriores del país, como el concretismo.

Si bien el estilo fue desestimado en gran medida por la crítica contemporánea, que se burló de su uso de materiales básicos, la muestra destaca la importancia histórica del movimiento y su papel como catalizador fundacional de experimentos más allá del lienzo. Para Minujín, que utilizó el léxico del informalismo con colores terrosos, objetos encontrados y texturas impostadas para transmitir el paso del tiempo, el estilo ofreció una plataforma crucial para probar ideas sobre el cuerpo y la acción en el arte.

Las posteriores esculturas informalistas de Minujín de principios de la década de 1960 marcaron una transición a las tres dimensiones al construir colchones y cartones desechados en frágiles formas antropomórficas.

Estos experimentos con la pintura y la escultura coincidieron con las primeras performances de Minujín, preparando el terreno para su primer happening a gran escala, "La destrucción", una pieza fundamental, producida en París, en la que destruyó sus esculturas en una ceremonia legendaria, que incluyó suelta de animales y una antorcha encendida para poder prender fuego las obras, una a una.

La muestra que abrió sus puertas al público el jueves 3 de marzo permanecerá hasta el 3 de junio en The Institute for Studies on Latin American Art (Islaa) bajo el nombre "Born of Informalismo".

Con información de Télam

LA FERIA DE EL DESTAPE ►