La opinión de la ex vedette devenida en referente evangelista, Gisela Barreto, en contra de la ley de Educación Sexual Integral ya es sabida. En esta ocasión, decidió hablar de los supuestos peligros del sexo anal y por qué está mal, en su opinión, que se le enseñe a los y las estudiantes en edad escolar cómo cuidarse a la hora de hacerlo. Para esto, usó como metáfora un vaso dado vuelta, “de culete”.

“Estoy en una mesa sentada con un montón de personas en una cena, y yo decido que como es mi vaso, me pertenece, quiero que este vaso esté dado vuelta. Doy vuelta el vaso, ¿qué va a pasar? Mojo todo, mojo a todo el mundo. La parte de la cola del vaso dejo para arriba, agarro una botella y empiezo a servir el agua en el vaso que está dado vuelta. ¿Qué va a ocurrir?", planteó la conductora.

Aquí va la respuesta: "El agua va a salpicar a todos los comensales, incluido a mí. Y yo voy a responder: es mi vaso y yo con mi vaso hago lo que quiero. Es lo mismo, ¿no es cierto?", comparó.

"Esto es lo que les están enseñando a los chicos. Que con tu cuerpo hacés lo que querés y que con tu recto podés tener relaciones sexuales. No señor, no se puede. Porque te lastimás, lastimás y te degenerás. Lo mismo que pasa con el vaso. Si lo sirvo de culete, me mojo con el agua, mojo a los comensales y estoy molestando y es una falta de respeto", finalizó.

La analogía no se llegó a entender y se prestó para las interpretaciones más bizarras. En redes sociales, por supuesto, no le dieron respiro.

Embed
Embed
Embed
Embed
Embed
Embed
Embed
Embed