La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) ya puso en vigencia el nuevo mínimo no imponible del impuesto a las Gananciasy las flamantes escalas para la facturación del régimen simplificado, más conocido como Monotributo.

Con la llegada del 2019, comienza a regir el nuevo MNI para Ganancias, que aumenta un 28,29% en relación a 2018. A partir de este año, el ingreso bruto mínimo para los salarios de solteros alcanza a los 46.158 pesos (unos $38.300 neto). Para un casado con cónyuge a cargo y dos hijos, el mínimo no imponible asciende a $61.045 brutos, o $50.668 de salario neto.

Todos los años, la AFIP anuncia el nuevo mínimo, que se actualiza a través de un índice que tiene en cuenta la actualización de los salarios. Como la mayoría de las paritarias subieron por debajo de la inflación, (que cerrará en un 47% aproximadamente), el nuevo mínimo no imponible implica que aquellos que pudieron igualar a los precios y no perder poder adquisitivo empezarán a pagar o pagarán más.

Qué ocurre con el Monotributo

El régimen simplificado tendrá cuotas que arrancarán desde los 1294 pesos mensuales, para la categoría A, hasta los $9700 pesos, para el tope máximo de facturación.

Para la categoría A, el tope de facturación anual es de $138.127,99 anuales, que promedia unos 11 mil pesos mensuales. La B tiene un tope de unos $207.191,98 al año, o $17.200 mensuales.

En el caso de la categoría C, el tope de facturación se encuentra en los $276.255,98 por año, lo que equivale a unos $23.021 al mes.

Monotributo 2019