El préstamo del FMI incluirá severos condicionamientos, en caso de que el Gobierno le pida fondos para pagar el déficit comercial hasta 2019.

El Fondo posee múltiples tipos de préstamos. El más sencillo es la línea de crédito flexible, que prácticamente no impone restricciones pero trata de montos relativamente pequeños.

SUSCRIBITE PARA QUE EL DESTAPE CREZCA

Si Mauricio Macri solicita los U$S 30.000 millones que precisa para saldar el rojo que le generará la balanza comercial de este año y el próximo, deberá recurrir al llamado “Stand-By”, que sí presenta condicionamientos y muy estrictos.

La justificación del Fondo para estas fórmulas incluye “garantizar que el país será capaz de reembolsar los recursos, de manera que esos recursos puedan ponerse a disposición de otros países miembros que los necesiten”.

Embed

Previo a la aprobación de un préstamo, el organismo evalúa que el país miembro cumpla con distintos requisitos, que varían en cada caso.

Los denominadores comunes consisten en la baja del gasto público, la apertura comercial y el descenso de la inflación. En algunos casos también incluye el recorte de empleos estatales, reforma laboral y el alza de la edad jubilatoria y el congelamiento de los haberes.

En esta nota