El ex juez Norberto Oyarbide afirmó que tiene miedo de que lo maten y apuntó contra Antonio Horacio Stiuso y Javier Fernández. El ex magistrado lloró en la entrevista radial y habló de su relación con el ex espía y con el auditor general de la Nación, quien es acusado de ser operador judicial.

En dos entrevistas que le brindó a Baby Etchecopar en Radio 10, el ex magistrado afirmó: "Yo mencioné que para la obtención de aquella famosa resolución de enriquecimiento ilícito hablé con Javier Fernández y con Jaime Stiuso", reconoció.

Siguió Oyarbide: "En realidad ellos eran empleados de una personas que era sí de quien emanaban todas las responsabilidades y es la persona que falleció, el esposo de la Presidenta (sic)".

Embed

"Yo sobreseí en base a todo lo que me dijeron. Había que hacerlo. Y así fue que transcurrió. Esa era la pura verdad. Fue el mismo fin de semana que él se murió, ¡mirá qué desgracia!", completó.

Oyarbide le pidió entre lágrimas al juez federal Claudio Bonadio que le asigne una custodia. Se comprometió a ampliar su declaración indagatoria e incluso adelantó que podría convertirse en otro arrepentido de la investigación.

"Yo querría que Bonadio me mande a buscar a mi casa, ¡Por Dios! Quiero ir, ampliar todo esto, no tengo problemas, ahora me voy a tomar un plato de sopa", indicó.

En la imputación realizada por Bonadio, se repasan registros del chofer de Roberto Baratta de encuentros con el entonces juez federal. Y fue citado a defenderse en indagatoria.

En esta nota