El primo del presidente Mauricio Macri, Ángelo Calcaterra, declara ante el juez Claudio Bonadio y el fiscal Carlos Stornelli por el caso de los cuadernos del chofer. El integrante del clan presidencial figuró como propietario de IECSA entre 2007 y 2016 y, pese a aparecer en los famosos cuadernos, no está aun como imputado.

Quien sí está imputado y detenido es su mano derecha, el CEO de la empresa constructora, Javier Sánchez Caballero. El empresario está sospechado de haber pagado coimas al ex funcionario del Ministerio de Planificación, Roberto Baratta.

Embed

Calcaterra fue beneficiado por el presidente Macri con la ampliación del presupuesto para el soterramiento del Sarmiento. Esa obra estuvo sospechada de corrupción y hasta se abrió una causa que involucró al actual titular de la AFI, Gustavo Arribas, por la delación del ex cambista Leonardo Meirelles en Brasil. Dicha causa se cerró con la venia del Poder Judicial.

Hay mucha expectativa por lo que pueda llegar a decir el primo del Presidente en esta causa, que originalmente investigó la construcción del Yacimiento carbonífero de Río Turbio y que ahora, con una maniobra de forum shopping, se amplió a una megacausa de corrupción.