El fiscal ante la Cámara Federal Germán Moldes pidió la detención de Cristina Kirchner en el marco de la causa por los cuadernos del chofer Oscar Centeno. Ahora, los jueces deberán definir si acceden o no al pedido, que originalmente fuera impulsada por Claudio Bonadio.

Moldes, uno de los fiscales impulsores de la marcha conocida como #18F en 2015, pidió la detención de Cristina en la causa que la investiga por presunto cobro de coimas y asociación ilícita.

Sobre la ex presidenta pesan dos pedidos de desafuero y detención. El primero es por la denuncia de Nisman por presunto encubrimiento del atentado a la AMIA, realizada también por el juez Bonadio y pese a que los involucrados en esa causa se encuentran en libertad.

Embed

En el caso de los cuadernos de Centeno, Bonadio supeditó la detención a que la propia Cámara Federal, con los jueces Martín Irurzun y Leopoldo Bruglia, la confirme. Esto sería una excusa para empujar al peronismo a permitir el desafuero y detención de CFK.

Bajo la "doctrina Pichetto", el Senado no autorizaría ningún desafuero a menos que haya una sentencia en juicio oral confirmada por instancias superiores. La excusa que pone ahora la Justicia es que el pedido de detención estaría ratificado por la Sala I, instancia superior al juzgado de Bonadio en Comodoro Py.

Hasta el momento, el peronismo no kirchnerista no se ha mostrado propenso a cambiar de postura, pese a las presiones de Cambiemos para detener finalmente a la opositora con mayor intención de voto.