Juan Manuel Campillo, el ex funcionario kirchnerista que está preso por la causa de las fotocopias de los cuadernos, pidió un acuerdo como "imputado-colaborador", pero el juez federal Claudio Bonadio decidió no homologarlo.

El exsecretario de Hacienda de Santa Cruz declaró durante tres horas ante el polémico juez y los fiscales Carlos Stornelli y Carlos Rívolo para lograr un acuerdo en el que se asumiera como culpable a cambio de ser excarcelado, pero Bonadio decidió rechazarlo, según informó Infobae.

De esa forma, Campillo pasará el fin de año detenido, ya que este viernes fue el último día judicial del 2018. Las actividades se reactivarán a partir del miércoles 2 de enero del próximo año.

Ahora, la defensa deberá evaluar si intentará una ampliación de la declaración que convenza a Bonadio o realizará otras maniobras judiciales. Entretanto, la declaración brindada no puede trascender y el magistrado no cuenta con plazos para definirse.

"La colaboración prestada es importante a criterio de la Fiscalía. Hay medidas que se podrán disponer y que pueden incidir necesariamente en las situaciones procesales tenientes a resolver", comentaron a Infobae fuentes judiciales. "No existe técnicamente razón alguna para que el acuerdo no se homologue", dijeron en el entorno de Campillo a Infobae.

Pese al comienzo de la feria judicial, Bonadio dio luz verde para que se continúe con los interrogatorios correspondientes a la causa de las fotocopias.