Carlos Beraldi, defensor de Cristina Fernández de Kirchner en las causas penales, realizó un descargo contra el juez federal Claudio Bonadio e insistió con que se lo cite a indagatoria por abuso de autoridad y violación de deberes de funcionario público.

"La orden de Bonadio carece de todo fundamento y justificación", expresó Beraldi en su escrito, y explicó que "no existía ni la más remota necesidad de que tales objetos fueran extraídos por una fuerza de seguridad", en referencia a los bienes secuestrados de la casa de la expresidenta.

También añadió que "en lugar de cumplir la ley y devolver lo que estaba indebidamente secuestrado, Bonadio aprovechó la oportunidad para aumentar sus arbitrariedades, llevándose lo que no correspondía".

"Los procedimientos fueron ejecutados por orden de Bonadio de manera escandalosa. Como no encontró ni bóvedas ni ninguna prueba que incriminara a la ex Presidenta, se aprovechó del permiso que le fue conferido para secuestrar objetos que nada tienen que ver con la investigación a su cargo", recriminó.

Por todas estas irregularidades, es que el abogado de la senadora impugnó "la validez de la medida mediante un recurso de apelación", y reclamó "una vez más que se cite a prestar declaración indagatoria al juez denunciado por los delitos de abuso de autoridad y violación de los deberes de funcionario público".