El ex funcionario kirchnerista Roberto Baratta pidió declarar en la causa de "los cuadernos del chofer" y finalmente se presentó hoy en Comodoro Py: involucró a empresarios, apuntó a Paolo Rocca y Luis Betnaza (Techint) y afirmó que hay más peligro de fuga y obstrucción de la investigación en los empresarios que en él.

El ex Nº2 de Julio De Vido en el Ministerio de Planificación se sentó ante el juez de la Cámara Federal de Apelaciones Leopoldo Bruglia por el procesamiento que le dictó Claudio Bonadio.

AUDIO DE LA DECLARACIÓN COMPLETA DE BARATTA

baratta.mp4
La declaración completa de Baratta

Allí, leyó un escrito donde dio sus argumentos jurídicos y políticos para pedir vivir la instrucción fuera de la cárcel.

Baratta cumple prisión preventiva en el penal de Ezeiza, donde está preso por la Causa de los Cuadernos/Fotocopias de su chofer Oscar Centeno.

Una de las claves de la declaración de hoy pasó por pedir igualdad ante la ley con respecto a las declaraciones de los empresarios, a los que llamó "pusilánimes".

"Esta causa está solo direccionada a encarcelar funcionarios", arrancó Baratta, que mantiene un buen aspecto pese a haber bajado notablemente de peso.

"No se han encarcelado personas del poder real, ninguno de Techint hasta ahora está preso", afirmó. "Un día antes de los allanamientos, en la empresa de Rocca sacaron todas las computadoras. ¿Cómo se enteraron?", se preguntó.

Además, apuntó contra otros involucrados en la causa: Enrique Pescarmona y Francisco Valenti, ambos de Impsa (Industria Metalúrgica Pescarmona S.A.).

Los acusó de sumar pauta pública en diferentes medios de comunicación y de haber entrado en el blanqueo sin revelar de dónde salió el dinero. "Evidentemente corrupción privada", aseguró.

Luego Baratta pasó a pedir por su liberación con el argumento de que "el poder económico tiene mayor poder para entorpecer la investigación que yo". "¿Quién tiene más poder? ¿Pescarmona o Baratta?", preguntó.

Según Baratta, los empresarios que están involucrados y son "arrepentidos" cuentan con aviones privados "la mayoría" y con contactos con el Gobierno. "¿Quién tiene mayor poder residual o actual o capacidad de fuga? ¿Ellos o yo?", manifestó.

Enojado leyendo el escrito, dijo: "¿De qué extorsión hablan si hasta el último día se presentaron a licitaciones. ¿O acaso no ganaban plata? ¿O acaso les gustaba ser flagelados y encima ganar plata?".

Al final, antes de un sorpresivo corte de luz en Comodoro Py, Baratta cerró: "Estar preso es una verdadera extorsión y no de la que hablan los empresarios".

Embed