La Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (CTERA) anunció un paro de 72 horas debido a la falta de acuerdo en la discusión salarial. En Buenos Aires, el Frente de Unidad Docente Bonaerense adhirió a la convocatoria de la central frente a la falta de una oferta de Provincia que contemple la pérdida salarial de los docentes.

En su congreso, que reunió a los secretarios generales de cada sindicato de base, el gremio mayoritario definió la huelga para el miércoles 6 y jueves 7 de marzo, además de sumarse al paro internacional por el Día de la Mujer el viernes 8. El principal reclamo que sostienen es la reapertura de la paritaria nacional.

Hasta el momento, solo seis provincias cerraron las paritarias con sus gremios docentes: Mendoza, Misiones, Tucumán, Santiago del Estero, Neuquén y Chubut. En cambio, en otras cuatro jurisdicciones todavía ni se entablaron negociaciones con sus sindicatos: La Pampa, que recién se reunirá hoy, Chaco, Formosa y San Luis, que suele otorgar aumentos unilaterales.

Al igual que viene sucediendo desde el año pasado, cuando el Gobierno derogó la paritaria nacional, CTERA no participó de la mesa de hoy. En el encuentro, el ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, anunció el adelanto de la cuota de junio y llevó el salario inicial docente a 15 mil pesos.

El anuncio oficial depuso las medidas de fuerza que UDA, otro de los gremios nacionales, tenía programadas para la semana que viene.

En esta nota