La selección de fútbol de Croacia dio vuelta un partido histórico en la segunda semifinal del Mundial y venció a Inglaterra 2 a 1. De esta manera buscará su primera copa del mundo cuando enfrente a Francia este domingo en la final.

El partido comenzó con Inglaterra en un mejor rendimiento que los croatas, quienes venían de dos partidos consecutivos con tiempo de alargue y el cansancio físico de uno y otro tuvo su influencia en el juego.

El gol inglés llegó con un tiro libre a los 5 minutos de juego, por medio de una pegada excepcional de Keran Trippler. El golpe anímico se hizo sentir e Inglaterra llegó en múltiples ocasiones, sobre todo, con su delantero goleador del Mundial, Harry Kane.

Embed

Croacia tuvo más actitud que juego, una imagen lógica si se tiene en cuenta el cansancio físico que arrastran desde los octavos de final con dos partidos con tiempo suplementario. Finalmente, a los 23 minutos del segundo tiempo, Ivan Perisic conectó un centro con una pirueta y logró el ansiado empate.

Embed

El desenlace del tiempo regular no pasó de la paridad y, otra vez, Croacia tuvo que ir al alargue, esta vez contra Inglaterra.

El mediocampo de Croacia levantó el nivel tras el empate y tuvo un último esfuerzo en el suplementario. Y en los segundos quince minutos, un cabezazo dejó la pelota cerca del área chica y Mario Mandzukic la cruzó para poner el 2 a 1 que le dio el pasaje a la final del Mundial de Rusia.

Embed

Croacia llega a la final tras tres partidos con tiempo suplementario de 30 minutos cada uno, lo que da un total de 90 minutos (un partido completo) más que Francia, su rival. Jugarán el domingo a las 12 de Argentina.

En esta nota