La ex presidenta Cristina Kirchner hizo una particular comparación para hablar de la acción del neoliberalismo sobre la sociedad. En el marco de su ponencia en el foro internacional de CLACSO, hizo referencia a la forma en que es popularmente conocido el actual presidente argentino, Mauricio Macri, y el apodo despectivo que la identifica a ella misma: un gato y una yegua.

“Todos nosotros aquí estamos de acuerdo con la igualdad. Pero si cada uno de nosotros, despojados de nuestras ideas y pensamientos, nos pensamos como personas, seguramente ninguno se cree igual a otro, porque la condición humana es la diferenciación del otro”, comenzó su idea la ex mandataria.

Embed

En ese sentido, sostuvo que la “identidad” es “lo que nos diferencia de los animales”. “No somos todos perros, todos gatos. Los gatos son todos gatos. Los perros son todos perros, las yeguas son todas yeguas. Pero los seres humanos no”, comparó Kirchner entre risas y un estruendoso aplauso de parte de las personas asistentes.

Sobre esto basó su crítica al neoliberalismo. “Necesitamos, cualquiera sea nuestro pensamiento o ideología, sentirnos diferentes al otro para ser. Si vos no sos diferente al otro, no sos. Sobre eso pivotea el neoliberalismo. Por eso comienza el tema de la individualidad, de la meritocracia”.