La crisis que atraviesa Venezuela comenzó a desatar un escándalo internacional: Rusia advirtió a Estados Unidosque la anarquía en el país sudamericano generaría un "baño de sangre".

Sergei Alexeyevich Ryabkov, viceministro de Relaciones Exteriores de la Federación de Rusia, afirmó que promover el golpe "es una vía directa hacia la anarquía y el baño de sangre".

Además, sostuvo que la postura estadounidense está motivada en el deseo de librarse de un "gobierno indeseado".

El gobierno de Vladimir Putinse expresó para decir que las acciones de EEUU en Venezuela "son un intento de usurpar el poder".

En una entrevista con la revista rusa Asuntos Internacionales, el viceministro sostuvo que Moscú permanecerá junto a Venezuela para proteger su soberanía y el principio de no interferencia en sus asuntos internos. "Hemos apoyado y continuaremos apoyando a nuestro socio estratégico", aseguró.