Luego de vender 12 locales y cerrar el centro comercial que tenía en el DOT Baires, la cadena de supermercados estadounidense Walmart agudiza su crisis en la Argentina. Casi 30 trabajadores de la sucursal que la firma tiene en La Plata denuncian que fueron coaccionados para que abandonen sus puestos a cambio de dinero. El delegado del Sindicato de los Empleados de Comercio, Claudio Peralta, pidió que la Secretaría de Trabajo intervenga para evitar el conflicto.

"Que se dé intervención, porque la empresa tiene que justificar por qué quiere desvincular a 30 trabajadores, que representan el 15 por ciento del total de empleados en la planta", explicó Peralta, quien contó que 24 empleados del local fueron llamados a una entrevista en que los amedrentaron para que acepten.

Embed

"Les dijeron que agarraban ese dinero o que dejaban su puesto", afirmó Peralta. En una nota con Clasiquee, el representante gremial había afirmado que no había motivos para la desvinculación de los trabajadores y que ahora estaban realizando charlas para que los empleados no abandonen sus puestos. En total, la planta de La Plata tiene 240 empleados.

La cadena de supermercados Walmart entró en crisis con la llegada del macrismo y la caída del consumo que lleva diez meses de desplome consecutivo.

La firma de Estados Unidos había vendido en agosto 12 locales a la empresa española DÍA conocida por la venta de segundas marcas que ganaron el mercado por la pérdida de poder adquisitivo de salarios.

Además de cerrar el local que tenía en el DOT Baires, la firma Walmart achicó su personal en la sucursal de Sarandí, donde echó a 51 trabajadores. Fuentes del sector además recordaron que quitó el servicio de ópticas que daba en algunos supermercados desde hace años.

LEER MÁS: Crisis en Walmart: despidieron a 51 trabajadores de la sucursal de Avellaneda

De esta forma, Walmart entró en una crisis que lleva a la desinversión en la Argentina, tal como sucede con la francesa Carrefour que presentó un procedimiento preventivo de crisis y cerró locales en Capital Federal, Resistencia (Chaco), Tucumán y Quilmes.

La semana pasada la cadena cordobesa de supermercados Súper Uno S.A. cerró sus puertas y dejó en la calle 63 trabajadores. La empresa tenía cinco locales entre las localidades de Colonia Caroya y Jesús María, cuatro de ellos minoristas y uno mayorista.

LEER MÁS: Cerró una cadena de supermercados y despidió a 60 personas