Debido al incremento de las tarifas eléctricas, más de doscientos de salteños no pudieron pagar las boletas y la empresa Edesa decidió cortales la luz. La prestataria, advirtió, que avanzarán en otros cien cortes en la ciudad de San José de Metán.

Entre la desesperación y la angustia, los vecinos de Salta concurrieron a las oficinas locales de la prestataria para tratar de pagar mientras que otros pedían una prórroga para evitar el corte y otros buscando una financiación para evitar estar a oscuras.

Edesa tiene alrededor de 11.000 clientes en San José de Metán y los cortes se produjeron porque deben más de una boleta.

LEÉ MÁS: Los servicios representan el 20% de los gastos de las familias pobres

Mariela Campos es una conocida comerciante de Metán que posee un negocio desde hace 15 años en la zona noroeste de la localidad. "Cada vez se nos hace más difícil afrontar el pago de los servicios, el mes pasado la boleta de la luz fue de $29.494,76. El problema me dijeron que fue un recargo por factor de potencia de $9.000", detalló la comerciante a El Tribuno.

"Tenemos heladeras y las cosas necesarias para mantener los productos que vendemos y lamentablemente hemos vuelto al ventilador, porque si llego a prender el aire acondicionado me voy a fundir. Ya tengo el plan de pago de $10.000 y ahora tengo que abonar la nueva boleta, lo que verdaderamente se me hace imposible. Además de los empleados, impuestos y encima ahora viene una nueva suba del gas", indicó Campos.

En esta nota