En una conversación telefónica, Juncker le explicó "los contornos de una solución de último minuto", dijo una fuente de la CE a la agencia AFP. Esta propuesta incluye la aceptación por Tsipras del último plan de reformas de los acreedores del sábado pasado y su compromiso de apoyar el "sí" a este plan en el referéndum del domingo convocado en Grecia.

La solución no cambia las propuestas de fondo ya hechas el fin de semana pasado pero incluye "una explicación bastante pedagógica de lo que está sobre la mesa", según una fuente europea. Un eurodiputado de Syriza, Stelios Kouloglou, consideró que "la iniciativa de Juncker debe ser aceptada", en una entrevista a una radio griega. Afirmó que "los presidentes de todos los grupos parlamentarios en Bruselas" habían incitado el lunes a Juncker "a reanudar las negociaciones para llegar a un acuerdo aunque fuera de último momento".

En concreto Juncker propone a Tsipras que envíe una carta "aceptando las propuestas del sábado de las tres instituciones" acreedoras, el Banco Central Europeo (BCE), el Fondo Monetario internacional (FMI) y la Unión Europea (UE) dirigida a él, al presidente del Eurogrupo (ministros de Finanzas de la zona euro) Jeroen Dijsselbloem y a los dirigentes alemán Angela Merkel, y francés François Hollande.

Si Tsipras aceptara esta propuesta ello podría "abrir la vía" a convocar otro Eurogrupo para cerrar el acuerdo, indica la fuente. En la reunión de emergencia celebrada el sábado pasado, el Eurogrupo rechazó una solicitud de Grecia de ampliar el plan de rescate financiero UE-FMI, que llega a término este mismo martes. Grecia, sin liquidez, puede caer este martes a medianoche en situación de default pues posiblemente no podrá hacer frente al vencimiento de un pago de 1.500 millones de euros al FMI.