El intendente de Tigre, Julio Zamora, se solidarizó con los trabajadores de la industria láctea que se ven afectados por la crisis económica de la Argentina, durante una reunión realizada en su despacho en la que participaron los delegados de la empresa SanCor, Pablo Báez y Leonardo Perren y el delegado de la empresa La Serenísima y Secretario de Cultura y Prensa de la Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera (ATILRA), Cristian Oliva.

“El Estado siempre debe estar presente para los que más lo necesitan. Uniendo fuerzas podemos hacer frente a esta situación crítica que afecta a toda la ciudadanía, a las empresas y los trabajadores”, expresó el jefe comunal, quien escuchó a los trabajadores describir la situación que padecen a partir de la política económica que implementan los gobiernos nacional y provincial.

Los delegados de ambas empresas señalaron que hace más de dos años la productividad del sector se encuentra en caída debido al aumento de los costos tarifarios e impositivos nacionales y provinciales. Como consecuencia, las empresas han instaurado jornadas laborales libres, han eliminado turnos y reducido la cantidad de trabajadores por horario.

En este marco, Zamora respaldó a los trabajadores, quienes en su gran mayoría son vecinos de Tigre y de distritos vecinos. A su vez, ofreció el apoyo del municipio para llevar a cabo actividades de visibilización de la problemática, al tiempo que puso a su disposición diversas herramientas de ayuda social del Estado municipal.

Estuvieron presentes en la reunión: la secretaria de Desarrollo Social y Políticas de Inclusión, Roxana López; el secretario de Participación y Relaciones con la Comunidad, Emiliano Mansilla.

En esta nota