Ante el desaguisado financiero promovido por el equipo económico, el nivel de morosidad en marzo llegó al rango más alto en 13 años. El nivel de la tasa de interés asfixió a muchos sectores.

Según se desprenden de los datos del Banco Central, la morosidad del crédito al sector privado ya está en los niveles de 2006. El deterioro en las cadenas de pago y la irregularidad se profundizó de gran manera desde junio de 2018, cuando el indicador llegaba al 2%.

Embed

En el afán de controlar al dólar, Cambiemos planteó un esquema de licitación de Letras de Liquidez (Leliq) bajo una tasa de interés que vaciló en el último año entre el 55% y el 74%. Hasta el momento, las Leliq representan cerca del 70% de la base monetaria y de los plazos fijos totales (86% si se analizan sólo los plazos fijos privados).

Entre abril y diciembre, los intereses de Leliq representarían $ 588 mil millones. Si se suman los del primer trimestre, se llegaría a $ 713.870 millones de intereses en 12 meses, lo cual equivaldría al 3,7% del PBI.