En el marco de la crisis de consumo, la empresa Musimundo cerró su sucursal en el barrio porteño de Belgrano. Fue el cierre 32 desde el año pasado, tras el inicio de la crisis cambiaria.

Este viernes, la firma bajó las persianas del local ubicado en la avenida Cabildo entre Sucre y Pampa. Se trata de una de las principales sucursales de la cadena en la Ciudad de Buenos Aires.

LEER MÁS: La construcción se desplomó arriba del 12% en marzo y se agrava la crisis en el sector

Producto del cierre, sólo 3 de los 19 empleados pudieron ser reincorporados en otros locales pero tampoco tienen definido su futuro, ya que la empresa no puede garantizar la continuidad de los otros locales.

La semana pasada, la crisis llegó a los locales de Santa Fe, Rosario y Bariloche. Además, hubo otros 28 cierres durante el 2018, entre los que se destaca el emblemático local de Callao y Corrientes, y otros en puntos de la provincia de Buenos Aires como Trenque Lauquen, Chivilcoy, Bragado, Saladillo y Mercedes.

En esta nota