Un ladrón devolvió un monedero que había robado junto con un dramático mensaje, donde aseguró que cometió el hecho para darle de comer a los hijos. Una muestra de los efectos de la crisis económica, que obliga a personas a recurrir a decisiones extremas para llevar comida a su familia.

El monedero apareció en la puerta de Radio Casilda, en la provincia de Santa Fe, sin el dinero pero con un mensaje que retrata la crítica situación de los argentinos.

"Perdón, yo no soy de tomar cosas ajenas. Pero no tenía para darle de comer a mis hijos. Así que la plata se la debo", escribió el ladrón.

nota

En esta nota