La policía de la Ciudad de Buenos Aires reprimió a los trabajadores de Coca Cola que se manifestaban contra los 23 despidos en la planta de de Pompeya. La firma había presentado un procedimiento preventivo de crisis para conseguir el despido de más personal, pero el gobierno lo rechazó.

"Esta fue una protesta completamente pacífica y ustedes ven lo que pasó", afirmó la legisladora porteña Myriam Bregman, quien sufrió la represión al estar al frente de la manifestación.

Embed

Entre los despidos, se encuentran 4 trabajadores que fueron reinstalados por la justicia argentina al demostrase que habían sido despedidos en forma discriminatoria y persecutoria en 2015.

coca uno.mp4

Tras presentarse en un procedimiento preventivo de crisis, Coca Cola comenzó en la tarde del miércoles con los despidos. En total, el Ministerio de Trabajo y la empresa acordaron echar a 32 trabajadores.