El mes de agosto puede ser recordado como el de la "causa de las fotocopias", que intentó saturar la atención popular y redefinir el escenario político argentino, o el mes que marcó el fin del anticuado experimento macrista, tal como se describió en la columna del domingo pasado. En efecto, la semana anterior fue la que desplegó el sobresalto cambiario más pronunciado desde el inicio de la crisis, cerrando agosto con una devaluación en el mes de 35,8% y la pérdida de u$s 5.338 millones de reservas del BCRA, ubicando además al riesgo país arriba de los 700 puntos.

Esta semana la cotización del dólar mayorista flotó tranquila en torno a los $ 37, que refleja el cociente de paridad aproximado entre liquidez en pesos/reservas internacionales, lo que fue señalado desde esta columna como tipo de cambio de estabilización cuando el Banco Central dilapidaba dólares intentando defender un valor por debajo de los $ 30.

El optimismo oficialista renació, habían cerrado a corto plazo la brecha entre el dólar de paridad teórica y la flotación de mercado, el presidente de los Estados Unidos había respaldado explícitamente a Macri y el FMI aceptaba ampliar la ayuda pactada en el acuerdo inicial.

Embed

Pero esta foto de septiembre que ilusiona con una "primavera macrista" apenas ha retrasado la tensión derivada del hundimiento de la economía real y la insostenibilidad de los desequilibrios externo y fiscal. Las proyecciones del cierre de 2018 revelan una caída del PBI de 2,4%, un desempleo del 11% y la inflación de 42%. El "déficit cero" como política fiscal, la tasa de interés de política monetaria en el 60% y la expectativa de afrontar los vencimientos de deuda pública con ayuda del FMI, colocan a la Argentina en un escenario cotidiano de conflicto que erosiona aceleradamente las legitimidades políticas de propios y ajenos.

Una batalla inmediata se desarrollará en la segunda quincena de septiembre con varios hitos: el 14 vencen u$s 895 millones de LeTes, el 18 es el martes mensual de renovación del stock de LeBac y el 28 vuelven a vencer u$s 785 millones de LeTes. A su vez, el 15 estaba pautado originalmente un desembolso del FMI de u$s 3.000 millones. El modo en que el equipo económico afronte esos avatares financieros- medido en el apoyo que reciba de los agentes económicos y del organismo multilateral- marcará la fortaleza con que encare el último trimestre del año, sobre todo para lograr la aprobación del Presupuesto 2019, que contiene las inalcanzables metas de equilibrio regresivo.

Un proceso en curso que aplica una fuerte contracción monetaria y fiscal sobre una sociedad golpeada por la inflación y el desempleo de dos dígitos sólo puede desembocar en una crisis política. La "causa de las fotocopias" intentó, sin éxito, frenar el crecimiento del consenso popular sobre Cristina como alternativa al actual desmadre. Sin embargo, la eclosión del dólar viró los cañones del cuestionamiento político hacia el Gobierno y el propio presidente se refugió el fin de semana en su quinta mientras la residencia de Olivos era un escenario de la interna descarnada de Cambiemos.

Embed

Ahora la conflictividad social emergente del deterioro de la economía real hará su entrada en escena de un modo más articulado y sostenido, y también buscando alternativas políticas. El presidente depende enteramente del apoyo internacional, particularmente de cuánta consideración le dispensa EEUU como aliado en su guerra comercial con China. Pero no hay "bloque de poder cambiemita" interno, como quedó reflejado en la disputa interna abierta sobre el Jefe de Gabinete y el equipo económico. Tampoco el peronismo acuerdista exhibe una coalición potente capaz de intervenir con éxito en el este escenario. "La causa de las fotocopias" ha golpeado a la burguesía nacional que suele respaldar esas iniciativas políticas.

La Argentina ingresa en una nueva etapa económica y también política, el ajuste avanza sin paliativos y detrás asoma una oleada de extranjerización de activos nacionales similar a la de 25 años atrás. Enfrente un pueblo en busca de superar la mera resistencia y relanzar un proyecto nacional.

Y todo se resuelve en los próximos meses.