El crimen de Katherine Moscoso (18) disparó lo peor de una sociedad. Por un lado, la sospecha de que detrás del asesinato habría una historia de abusos, promiscuidad y problemas sociales; pero también la investigación no descarta avanzar sobre los organizadores de una "pueblada" presuntamente planeada para generar conmoción social con fines políticos.

El fiscal de la causa, Mariano del Cero, dividió la investigación en tres grandes causas: el crimen de Katy, el linchamiento del sospechoso y testigo Juan Carlos González y los daños y destrozos ocurridos en medio de las protestas.

Por el crimen de la joven de 18 años está detenida quien era su mejor amiga, Daiana Sánchez (24), quien juró ser inocente, aunque no le creen a partir de ciertas contradicciones. Además, los pesquisas sostienen Daiana estaba celosa porque Katy había salido con su ex pareja, un hombre llamado Guillermo Moyano, quien declaró y complicó la situación de su ex mujer.

También la Policía, por orden de la justicia, detuvo a ocho sospechosos de haber golpeado hasta matar a González. Este hombre estaba en la mira de los investigadores, aunque fue agredido por este grupo de vecinos, quienes están presos por homicidio simple.

La tercera etapa de la investigación, que tendría un desenlace en las próximas horas, tendría bajo sospechas a dos punteros políticos que habrían organizado los ataques e incendios de edificios públicos y viviendas de funcionarios con la intención de generar conmoción. También irían presos.