El enojo de la UCR por la "impericia" del oficialismo que lo llevó a perder un lugar en la nueva composición del Consejo de la Magistratura generó una grieta en el partido. Esta crítica, que hizo pública la cúpula radical, caló hondo y la división quedó expuesta en el 2° Encuentro Nacional con intendentes de todo el país, que encabezó Mauricio Macri.

Ramón Mestre (intendente de Córdoba), José Corral (intendente de Santa Fe), y el ministro de Defensa, Oscar Agüad, este último en diálogo exclusivo con El Destape, se despegaron del enojo de sus correligionarios expresado por un comunicado del Comité Nacional del partido. Las formas y el momento elegido fue lo que señalaron como errores estos tres radicales. El más duro fue Aguad: “Las diferencias son bienvenidas, pero habría que hacerlas en privado”.

En este encuentro se hicieron presentes más de 1000 jefes comunales, la mayoría oficialistas o aliados, y entre ellos había varios radicales. De hecho, el intendente de Córdoba, Ramón Mestre, se mostró cerca del ministro del Interior, Rogelio Frigerio, cuando hicieron una conferencia de prensa. El malestar de la UCR fue un tema por los que ambos tuvieron que responder. Mestre intentó ser cauto y evitar el choque. "Es importante entender que en toda coalición hay distintos puntos de vista", señaló y valoró que "sobre las disidencias se logra una base de coincidencias para poder avanzar". Sin embargo, lanzó un "palito" a los críticos. "Es importante resolver los inconvenientes a partir del diálogo y no buscar un solo responsable".

Otro que habló de la interna oficialista fue Corral, quien no comparte la idea de que los radicales no tengan un espacio importante dentro de Cambiemos, especialmente en los lugares de toma de decisiones. "Los dos interbloques en el Congreso, tanto en Diputados como en el senado, están representados por radicales y hay funcionarios radicales en los ministerios, pero los colaboradores los elige el Presidente y eso está bien", apuntó el intendente de Santa Fe. En cuanto al pedido de internas que hizo Storani a este medio, Corral consideró que no es conveniente y pidió que se llegue a una lista única. "Creo que hay que agotar las instancias de acuerdo, de consensos que reflejen las diversidades de cada provincia y concentrarnos en el mensaje que hay que transmitir que es que hay que continuar con este cambio que empezó el país", afirmó.

La nueva crisis en la UCR estalló luego de que los legisladores Mario Negri y Luis Naidenoff no concurrieron a la reunión de Gabinete con Macri, en Casa Rosada. Además, el radicalismo, con Cornejo a la cabeza, manifestó: "Lo que nos causa sorpresa y también profundo malestar es la impericia en las filas del propio oficialismo. Fruto de ello, se ha afectado una banca en el Consejo de la Magistratura que detentábamos desde su fundación, allá por 1998. La impericia, mala praxis y desidia política está a la vista y no estamos dispuestos a minimizarla u ocultarla".

Esto molestó a Agüad, quien habló unos breves segundos con este medio y señaló que “las diferencias existen y está bien que expresen sus pareceres", pero advirtió: "Las diferencias son bienvenidas, pero habría que hacerlas en privado”.

La interna está abierta y con el correr de los meses puede agrandarse más, con la proximidad del armado de las listas de cara a 2019.