Ciudadanos belgas identificados con chalecos amarillos se manifestaron en Bruselas, la capital de esa país. El reclamo dejó al menos 100 detenidos.

"Hasta ahora, al menos 100 personas ya han sido detenidas", aseguró la representante del departamento de policía del distrito central, Ilse Van de Keere, al sitio Sputnik.

De acuerdo con la autoridad policial, los apresamientos son preventivas, ya que llevaban "objetos peligrosos o sospechosos".

La concentración más icónica se dio fuera de la entrada al barrio europeo, donde se sitúan la Comisión, el Consejo y el Parlamento Europeo, con la presencia de unos 500 manifestantes.

Según Télam un pequeño grupo rompió un bloqueo policial. Allí se desarrollaron enfrentamientos en los que se lanzaron gases lacrimógenos, botellas y postes indicadores, entre los efectivos y los "chalecos amarillos".